SILVAN FREITAS ACLARA E INVITA:

A TODOS LOS QUE AMAN LAS LETRAS, A
ANIMARSE A ESCRIBIR... UNA POESÍA, UN
CUENTO, UNA PROSA, POEMA... EN FIN LO QUE QUIERAN PLASMAR EN UNA HOJA DE PAPEL SERÁ
TRANSFORMADO AQUÍ EN UNA OBRA DE ARTE,
LA CUAL PODRÁN LEER EL MUNDO ENTERO, LO QUE CONOCEMOS COMO ENTERNET.

ESTA ES EL OBJETIVO DE ESTE BLOG QUE TODOS SEAN ESCUCHADO Y RECONOCIDOS

NO SERÁ PERMITIDO VOLCAR NINGÚN CONTENIDO OBSCENO, PALABRAS ABUSIVAS, IMÁGENES DESNUDAS, NI TÉRMINOS QUE ALUDAN
A LA MORAL, INTENCIONES QUE VIOLEN LOS DERECHOS DE BLOGGER.

DERECHOS RESERVADOS DE AUTOR

ACLARO QUE TODOS LOS AUTORES QUE HAN PARTICIPADO EN ESTE SITIO, SUS TRABAJOS PERMANECERÁN TAL CUAL ESTABAN,
NADA SERÁ ELIMINADO, NI BORRADOS

DERECHO RESERVADOS DE AUTOR. HECHOEL DEPÓSITO DE LEY 11.723.



CONTACTOS:

DORA Y ADOLFO (011) 3967-9142

dorasilvanabulbo@gmail.com

MI CORAZÓN ES DE DIOS

MI CORAZÓN ES DE DIOS

¡¡¡AMIGOS, HERMANOS Y FAMILIA!!!

¡¡¡AMIGOS, HERMANOS Y FAMILIA!!!
Se ha producido un error en este gadget.

TODOS NECESITAMOS AMOR

TODOS NECESITAMOS AMOR

Wikipedia, entérate de datos confiables

Resultados de la búsqueda

viernes, 8 de mayo de 2009

LA GOLONDRINA HERIDA (de LEON ROMERO)



La tarde agonizaba, y el sol, detrás del viento,
se sacudía los rayos que en su cuerpo quedaban.
Se oían las campanas de un lejano convento,
y las sombras nacían, y el día se escapaba.

Y aquella golondrina, con las alas quebradas,
delirando en un trino su pequeña figura
se mantenía en el árbol, sola y abandonada,
con la luz en silencio, con los ojos a oscuras.

Mis manos se ahuecaron ofreciéndole un nido
ella entendió, y acaso, se sintió conmovida
alzó apenas su cuerpo como un pájaro herido,
que siente en las caricias la existencia de vida.

Y la llevé a mi casa, la traté con cuidado
le di a beber el agua que curaría sus males
la puse en una jaula, sin rejas ni candados.
El sol ya es una historia. Las sombras son reales.

Y corrieron los días y el cielo en la ventana
se me volvía un paisaje colgado en una esquina.
Mientras que junto al patio, cual todas las mañanas,
un aire de jazmines se volvía golondrina.

Pero el recuerdo llega de pronto a mi memoria.
Tal vez, porque no quiero dejarlo en el olvido
porque desde ese instante se terminó la historia,
y yo me quedé solo; el ave se había ido.

Como otra golondrina que también vino herida,
que compartió mi vida, que se sentó a mi mesa
que juró estar conmigo para toda la vida,
pero mintió; y aún libre, sus alas están presas.



León Romero *

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejanos tus comentarios:

SIEMPRE SERÁN...

SIEMPRE SERÁN...